Contacta

Al utilizar el fueraborda o tenerlo amarrado en unas condiciones atmosféricas bajo cero o cerca de cero, mantenga el fueraborda basculado “abajo” en todo momento con la transmisión sumergida en el agua. Ello evitará que el agua en el interior de la misma se congele y provoque daños en la bomba y/o otros componentes.

Si existe la posibilidad de que el agua se congele, hay que vaciarla completamente ya que de formarse hielo en el interior del cárter de la transmisión se producirían daños internos en el motor.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de cookies.