Contacta

La hélice idónea es aquella que ayuda al motor a obtener las RPM máximas recomendadas a máxima aceleración y con una carga normal (combustible, personas a bordo, etc). Un motor que no alcanza las RPM máximas a máximo gas tiene una hélice de un paso inadecuado o que hace que el motor “ se sobrecargue”. Hacer funcionar así el motor supone una tremenda carga para los pistones, cigüeñal y rodamientos de su motor marino. Por otro lado, un motor que supere las RPM máximas recomendadas sufrirá un mayor desgaste y puede sufrir daños. Elegir la hélice no es una ciencia exacta y puede conllevar diversas pruebas y errores. El paso de la hélice determina las RPM máximas que va a alcanzar el motor. En general, una pulgada de paso de hélice equivale a 150-200 RPM. Para aumentar las RPM del motor, debe reducir el paso de la hélice y viceversa. El Servicio MerCruiser podrá aconsejarle en la elección. Inicialmente, es el astillero o el Concesionario vendedor quien selecciona la hélice para su embarcación. Sin embargo, la manera en que carga la embarcación (personas, combustible, pertrechos, etc), puede indicar que sería mejor utilizar otra hélice. Si su motor no alcanza las RPM máximas recomendadas consulte con un Servicio MerCruiser. Disponemos de un manual Ref. 90-8614492 “Todo lo que necesita saber sobre hélices”. Para mayor información visite la sección de hélices en esta misma página web.

La hélice de aluminio es la más popular entre las embarcaciones de recreo. Tiene un coste relativamente bajo, buena resistencia a la corrosión, gran fuerza y es fácil de reparar. Sin embargo, si la comparamos con las hélices de acero inoxidable, las de aluminio se doblan y presentan muescas más fácilmente. El acero inoxidable de una hélice es el material más resistente y duradero de todos los utilizados para las hélices. De hecho es cinco veces más fuerte que el aluminio, lo que es una gran ventaja. Las hélices de aluminio se doblan y presentan muescas en muy poco tiempo. Las palas de hélices en acero inoxidable pueden fabricarse más delgadas para mayor eficacia. El acero inoxidable es mucho más resistente a la corrosión. Las hélices de acero son más fáciles de reparar aunque con un mayor coste que la de aluminio y pueden causar corrosión en las superficies de aluminio más cercanas si no se utilizan ánodos autosacrificantes como protección en agua salada. Toda hélice de aluminio puede ser sustituida por una de acero inoxidable con el mismo paso y el mismo número de palas.

Hélice de 4 palas:

· La embarcación planea más rápido que con una hélice de 3 palas
· Mantiene la embarcación en posición de planeo con una velocidad más baja
· Proporciona una mayor velocidad media con las mismas RPM que una de 3 palas
· Proporciona una aceleración más rápida que la mayoría de las de 3 palas
· Funciona con mayor suavidad
· Tiene mayor capacidad de sujeción en aguas revueltas
· Tiene menos posibilidades de cavitar en giros bruscos
· Mejor maniobrabilidad a bajas RPM
· A velocidad máxima no suelen ser tan rápidas como las de 3 palas.

Para mayor información visite la sección de hélices en esta misma página web

Diseñada para las embarcaciones de esquí acuático, la hélice HighFive proporciona una incomparable potencia de salida, una buena velocidad punta, mejor maniobrabilidad, reduce las vibraciones y una mayor sujeción en aguas revueltas. Para mayor información visite la sección de hélices en esta misma página web.

Las hélices de acero inoxidable pueden decolorarse y presentar zonas con óxido. Las manchas de óxido pueden ser debidas a aguas contaminadas, corrosión galvánica en la embarcación o en el puerto, o por la falta de oxígeno. Puede limpiar la hélice fácilmente con un estropajo. Nunca con lana de acero. Después de limpiarla utilice cera para hélices cromadas para proteger el acabado. Las hélices de acero inoxidable también pueden volverse blancas del calcio o la cal del agua. En ese caso, limpie la hélice con agua mineral y un limpiador de baldosas. De nuevo, recomendarle que no utilice la lana de acero. Acabe aplicando la cera para hélices cromadas para proteger el acabado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de cookies.